This site uses cookies to offer you a better user experience. If you still curious about how we use cookies, please click on this link

Got it

Brand Creative Lead

y otros no misterios

Es día de reunión en la agencia. Una reunión de las grandes. Viene el cliente, vienen otras agencias y también estarán muchos de mis compañeros. Toca un nuevo brief. Bien. Sin duda, uno de los momentos que más me gusta de mi profesión, cuando se lanza el enigma y toca ponerse a buscar la respuesta. Y es que, al fin y al cabo, la publicidad, tal y cómo la conocimos y tal y cómo la vamos a conocer, no es más que dar una solución creativa a un problema. Así de sencillo y así de complejo a la vez.

En fin, ahí voy. Entro en la sala, con ganas de saber cuál va ser el reto y cuando llega mi turno en la ronda de presentaciones suelto lo más dicharachera que puedo mi ya clásico: “hola, me llamo María y soy Brand Creative Lead aquí en LOLA”. Y no falla. Una vez más veo en las caras de la gran mayoría de los que están allí que se están haciendo la misma pregunta: “Brand Creative whaaaaat? Pero qué hará esta mujer con su vida?”. Yo, como siempre también, me percato de sus caras de póker y me encantaría poder sacar la pizarra para explicarles que ser una Brand Creative Lead en LOLA es algo tan sencillo, y esencial a la vez, como ayudar a una marca a encontrar su propia voz y a mantenerse fiel a ella, sin importar dónde o cuándo tenga que que hacer uso de ella.

Y es que aunque mi puesto tenga un nombre nuevo, su labor es casi tan antigua como el noble arte de la publicidad. Cada marca tiene que encontrar su lugar, ese atributo, o terrenito como me gusta llamarlo a mí, sobre el que quiere construir y desde el que va a poner ahí afuera soluciones creativas que le permitan comunicarse con todas las personas que se relacionan con ella. En los últimos 20 años los canales para comunicarse con el mundo se han multiplicado y cada año crecen exponencialmente. Las marcas más sólidas son aquellas que han entendido los retos de comunicación y las necesidades cambiantes de la gente. Aquellas que, gracias a tener detrás un terreno bien cuidado, han podido ir creando una narrativa de marca que es coherente con su personalidad, pero que es lo suficientemente flexible para responder al lenguaje de cada canal. Es decir, que saben cómo ajustar cómo hablan para participar de la conversación, pero siempre manteniendo su mensaje y su punto de vista. Y no solo eso, si no que también han entendido que pueden superar los límites de la comunicación tradicional para crear trabajo que sea relevante para la gente y que cree lazos más allá de los formatos standard a los que estamos acostumbrados.

Así que ser una Brand Creative Lead en LOLA desde el equipo de creatividad supone colaborar con nuestros clientes, con nuestros equipos de cuentas y planning, para lograr que todas nuestras soluciones de comunicación permitan construir marcas sólidas y coherentes.

Tal vez en la reunión de hoy no me dé tiempo a explicarlo, pero por suerte podré ponerlo en marcha en el brief que nos van a dar. Vamos a ello.

 

 

Sarah O.

PR Director